Fábrega Ilustre

Ing. Víctor J. Fábrega, Jr.

Nació en Chorrera, Provincia y República de Panamá, el 2 de Mayo 1926, hijo de Víctor Jr. Fábrega Sosa y Virginia Velarde Velarde.

Hizo sus estudios primarios en Santiago de Veraguas, los secundarios en el Colegio La Salle en la ciudad de Panamá y Universitarios en la Universidad de Panamá y Louisiana State University (LSU), en Baton Rouge, Louisiana, USA, donde obtuvo el título de Ingeniero Civil, además de varios cursos de post grado en mecánica de suelos y estructuras. Se mantuvo siempre entre los primeros alumnos del salón. Luego, en el curso de su vida, tomó cursos de Administración de Empresas dictados en Panamá por el Instituto Tecnológico de Monterrey, Méjico y cursos de Gerencia Avanzada dictados por el INCAE, con cinco profesores de la escuela de graduados de Harvard. Además participó en múltiples seminarios y programas de capacitación técnica y gerencial.

Trabajó como ingeniero de campo con el ing. Ernesto de Diego, bajo los Ing. Tomás Guardia y Paul Kowalchick en la construcción del Hotel El Panamá, en ese tiempo el edificio más alto de Panamá. Luego junto con los Ingenieros Ernesto de Diego nuevamente, Carlos Sosa, Jesús Barbero, Pimpo Pérez y varios más, en el Canal, en el diseño y construcción de barriadas nuevas y reemplazo de las residencias de madera originales del Canal.

Desempeñó el cargo de Ingeniero de la oficina de diseño e inspecciones y luego Ingeniero Segundo

Jefe de la Carretera Interamericana bajo el ingeniero Tomás Guardia, en las mejoras en alineamiento, base y la pavimentación en concreto de la Carretera Panamericana desde Río Hato, hasta la frontera con Costa Rica. Esa carretera fue tan bien construida en las décadas de 1950 y 1960, que en su gran mayoría, está en mejor estado que muchas de las recién construidas hoy en día.

Empezó en Refinería Panamá, la empresa industrial más grande de Panamá, localizada en Bahía las Minas, Provincia de Colón, como Ingeniero de Proyectos en el diseño y construcción de la carretera de acceso, de topografía y estudios de subsuelo, localización y dragado del canal de acceso y relleno del sitio de la planta. Trabajó varios años en la refinería en Colón, luego en la oficina principal en la ciudad de Panamá como Vicepresidente, cinco años en la oficina principal en Nueva York. El promotor y dueño original fué Daniel K. Ludwig, el multimillonario y magnate naviero más grande del mundo. La ideó como un complemento de su flota marina, para transportar el crudo y sus productos y combustible para su flota. El también fué el creador de Cítricos de Chiriquí donde ayudó hasta que los trabajos de la Refinería se intensificaron y tuvo que apartarse de Cítricos. Estuvo en Refinería como Vicepresidente hasta su jubilación a los 70 años, en 1976, porque Texaco dueña ya de Refinería, jubilaba a todos, hasta su Presidente en Nueva York a los 70 años. Le fue ofrecida la Presidencia de la Refinería, pero no la aceptó porque al Presidente, por política de la empresa, lo trasladaban a otro país cada 5 años y eso no le agradaba por su familia. La plana mayor de la Refinería y Texaco incluía a Spence Hanna, Fred Wellington, Morrice Clark, Ken Knatz, Tony de la Reza, Salvador Sanchez Jorquera, Mauricio Salazar, Eugene Lau, Rogelio de Leon Jones, Luis Varela, Eddy Vallarino , Jorge Reynolds y varios más. Estuvo siempre en contacto con los los abogados de Arias Fábrega y Fábrega, abogados de Refinería Panamá y de Texaco que incluía los Doctores Octavio Fábrega, Gilberto Arias, Fernando Cardoze Fábrega, Roy Durling, etc.

Ha asistido como delegado a varios congresos nacionales e internacionales y servido como Director del Capítulo de ingeniero Civiles de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), del Sindicato de Industriales de Panamá, de la Cámara de Comercio e Industrias, de la Asociación de Ejecutivos de Empresas, y de la Comisión Nacional de Energía.

El ing. Fábrega, en Septiembre de 1973, ante la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos y el país, lanzó la primera voz de alarma en Panamá, acerca de la crisis de energía y de precios que se avecinaba. Luego, en presentaciones subsiguientes mantuvo la ciudadanía informada del desarrollo de la problemática energética y sus consecuencias económicas y al mismo tiempo haciendo recomendaciones al Gobierno y al público en general.

Durante las últimas negociaciones de los tratados Torrijos- Carter del Canal de Panama, había en Panamá dudas de si Panamá podía o no operar el Canal exitosamente. El General Torrijos nombró una comisión encabezada por su hermano Arquitecto Edwin Fábrega, en ese momento Ministro de Obras Públicas, el Economista Benigno Quintero, el Ing. Francisco Morales quien había trabajado como contratista en el Canal, y al Ing. Víctor J. Fábrega Jr, Vicepresidente de Refinería Panamá, por su experiencia en dragados y operación del puerto en Bahía las Minas, donde podía entrar y operar cualquier nave capaz de transitar por el Canal de Panamá. Se necesitó la aprobación del Congreso de EU A para que esto fuera posible. Durante tres meses se reunían un día a la semana con cada uno de todo el personal Ejecutivo del Canal, desde el Presidente de su Junta Directiva y Gerentes de todos los departamentos, un día a cada uno y visitas a cada uno de los departamentos y rincones de la Zona, El General Torrijos no quiso un reporte escrito, pero si una conferencia de ellos cuatro en Farallón, con El Presidente y Vicepresidente, todos los Ministros y Vice Ministros, El Presidente de la Asamblea legislativa con todos los jefes de comisiones. Todos los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y sus Suplentes, todos los Directores y Subdirectores de Departamentos del Gobierno Central, toda la Cúpula de la Guardia Nacional todos los Gobernadores provinciales y Alcaldes de la capital de todas las Provincias. Esta conferencia y discusiones siguientes duraron todo el día. Conclusión. Los Panameños si podíamos manejar el Canal tan bien o mejor que los Norteamericanos, pero debía tener cierta independencia del Gobierno Central. La experiencia vivida desde el inicio de la Administración Panameña, hasta el presente, incluyendo la expansión del Canal y el tercer juego de esclusas, así lo ha demostrado.

Desde mediados de la década de los 80, ha actuado como Agente Comercial de la empresa Belga de dragados Jan De Nul, la cual ha tenido un destacado desempeño en nuestro país, con obras insignes tales como la expansión del Canal de Panamá y construcción del tercer juego de esclusas, trabajos iniciales en Minera Panamá, ampliación del puerto de PSA en Rodman, la construcción de la Terminal de Cruceros de Amador, dragado para la planta de gas de AES en Telfers, y trabajos de mantenimientos para los principales puertos del País.